Los edificios pueden ser enfriados por medio de sistemas pasivos a través de la utilización de varios disipadores de calor natural, tales como el aire del ambiente, la atmósfera superior, el agua y el superficial inferior. Cada una de estas fuentes de refrigeración se puede utilizar de varias maneras, resultando en diferentes sistemas. Los diversos sistemas de refrigeración pasivos son clasificados de acuerdo a la fuente natural de la cual se deriva la energía de enfriamiento:

  • Ventilación de confort: Proporcionar confort humano directo, principalmente durante el día.
  • Ventilación de refrigeración nocturna: Enfriar la masa estructural del interior del edificio por la ventilación durante la noche y cerrar el edificio durante el día, lo cual disminuye la temperatura diurna en el interior.
  • Enfriamiento radiante: Transferir la energía fría del edificio generada durante las horas de la noche por la pérdida de calor radiante ubicada en el techo, o el uso de un radiador especial en el techo con o sin almacenamiento en frío para el día.
  • Refrigeración evaporación directa: La refrigeración por evaporación mecánica o no mecánica de aire. El aire humidificado y enfriado se introduce entonces en el edificio.
  • Enfriamiento evaporativo indirecto: Techo de refrigeración por evaporación, por ejemplo por almacenamiento de agua en el techo. El espacio interior se enfría sin elevación de la humedad
  • El enfriamiento del suelo: El subsuelo tiene una temperatura natural estable lo cual se utiliza como fuente de refrigeración para la construcción.
  • Enfriamiento de los espacios al aire libre: las técnicas que se aplican para refrigerar el edifico con la ayuda de espacios al libre que se encuentra ubicados adyacentes del edificio, tales como los patios.

La aplicabilidad de un sistema de enfriamiento depende de los límites especificados del clima interior del edificio. Varía según el tipo de edificio y el clima de la región. Algunos sistemas de refrigeración se pueden aplicar sólo a determinados tipos de edificios o sólo bajo condiciones climáticas específicas.

Los límites de las condiciones climáticas bajo las cuales un sistema de refrigeración se puede aplicar no siempre son los mismos en cada país. Las personas que viven en las regiones cálidas, especialmente en los países en vías de desarrollo, por lo general están más acostumbrados a temperaturas más altas y / o niveles de humedad más altos, debido a que no están acostumbrados a medios mecánicos de refrigeración, no como las personas que viven en países desarrollados.